«La morada imposible» | 6 poemas de Susana Thénon

Susana Thénon

Los siguientes poemas pertenecen al libro póstumo «La morada imposible» (Tomo I), de Susana Thénon, poeta, traductora y fotógrafa argentina.

Foto: Anatole Saderman / Corregidor


2

de cara a la pared
dibujan los ojos dan movimiento
amor y el salto al otro lado
es otro hueco          y toda la presencia
otra pared límite blando familiar
la mirada una casa para siempre
solas mesas tendidas
el mundo un paso y otro paso               otro paso

un canal donde atascarse con algunos cuchillos con algunos
reinos negros con algunas novedades del silencio y del sol

 

ahora se abate la locura del poema
sobre la calle en ruinas       donde fuimos
somos qué         bajo cifra mortal
aunque lloremos          por la boca por la mano
lágrima tan usada invisible
y en las ollas comunes
murmure el pan         su tétano sus ángeles

 

6

la gran serpiente abrazada al mundo
duerme        también tú duermes
yo duermo        puros de sonido
sonreímos contra         la desesperada y sola
entre las flores     no
(puedes) no (no puedes)            y del día
llueve sombra          amanecida tiemblas de
muerte         anterior a la muerte
duermo extraña al mapa de los mares         aquí leo
tu sueño       aquí ya no                          leo
tu risa lobo idioma blanco             yo descifro
no (no puedes no)
y ahora
cae la gota (bebe amor)
con un todo cielo de apretada locura

 

7

tu paso          nunca otro            y tu boca
roída por el viento      criatura
individual     en un mundo de nombres
que ya apenas pronuncias       y que apenas te hieren
dulce materia              viva
en tierra enferma           criatura
individual            entre flor y flor oscura
tu paso       nunca otro
y tu boca roída por el viento

 

12

el abrazo el abrazo en la tarde
qué inmortal he sido
y qué poco lastima el porvenir extranjero
esta piedra sin descanso           eras eterna todavía
eras lo último  y primero y nada
y nada sino         sol       tu mirada mi ceguera
sol para siempre ayer              y anochecimos
y el abrazo era el mar

 

 

la noche

 

 

Bonus track:

NO

Me niego a ser poseída
por palabras, por jaulas,
por geometrías abyectas.
Me niego a ser
encasillada,
rota,
absorbida.
Sólo yo sé como destruirme,
cómo golpear mi cabeza
contra la cabeza del cielo,
cómo cortar mis manos y sentirlas de noche
creciéndome hacia adentro.
Me niego a recibir esta muerte,
este dolor,
estos planes tramados, inconmovibles.
Sólo yo conozco el dolor
que lleva mi nombre
y sólo yo conozco la casa de mi muerte.

 

Sobre la autora

Susana Thénon (Buenos Aires, 1935 – 1991) fue una poeta, traductora y fotógrafa argentina. Licenciada en Letras por la Universidad de Buenos Aires y contemporánea de Alejandra Pizarnik y Juana Brignozzi, perteneció a la denominada Generación del 60.  Publicó cinco libros de poesía: Edad sin tregua (1958), Habitante de la nada (1959), De lugares extraños (1967), Distancias (1984) y Ova completa (1987).

 

Síguenos en FacebookTwitter e Instagram.
Lee más poemas aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *