Carla Atencio sobre ‘Tempestad’: “Hay un punto en el que te desafías a ti mismo para seguir”

Carla Atencio

Carla Atencio Vergara desafía a su propio vacío en Tempestad, su primer poemario publicado por Ediciones Catavento. “Hay un punto en el que dejas de rendirte y tratas de desafiar tu propio sentimiento”, asegura la autora, quien a lo largo del libro ejerce un conflicto con las palabras: “Ya no sé/ si tiene algún sentido escribir/ pero escribo”. La voz de Tempestad trata de asir el dolor, la furia y la realidad con las palabras, pero “las palabras se fragmentan, me absorben/ se degradan”. De pronto el vacío resulta palpable y hay lugar a una confrontación. Una confrontación que termina de manera provechosa y es capaz de ofrecer “un verso escondido” (…) tras haber aprendido/ a caer de pie”.

Foto: Morfi Jiménez


Eres periodista de profesión, te interesa el mundo de la moda y tienes un proyecto al respecto, ¿cómo nace este interés por la poesía? ¿Dirías que guarda relación con tu quehacer periodístico?

Mi primera respuesta sería decirte que no hay ninguna conexión, pero sí la hay. La primera vez que pensé seriamente este poemario tenía la idea de hacer un libro objeto con intervenciones de ciertos artistas plásticos, que yo conocí en mi quehacer periodístico. A pesar que ese proyecto no se concretó, tal vez en algún momento se concrete, creo que hay mucho de esas entrevistas que hice, sobre todo en esa época cuando trabajaba en la revista Hola, en el libro. Creo que mi búsqueda por describir el trabajo de estos artistas y su propia búsqueda de tratar de comunicarme esas emociones me llevó a algún vocabulario, a algunas ideas que quedaron en mi cabeza. Ideas que para ellos eran colores, pero que para mí eran palabras. Si hay algo que en algún momento ha influido en este poemario definitivamente fue mi trabajo en la revista. Fue un momento de mucha conexión con el mundo artístico. Era parte de mi trabajo, lo disfrutaba muchísimo. Aprendí un montón, sobre todo de esas conversaciones que hacía. Indagaba en el universo creativo de mis entrevistados. Todo eso te da herramientas para describir tu propio trabajo.

¿Cómo fue la construcción de Tempestad? ¿Nace de textos que ya habías escrito o de una idea nueva?

Esa primera selección de este libro objeto que traté de hacer me dio un eje. Traté que estuvieran hermanados de alguna forma y, de hecho, hay diez poemas de esa primera idea en Tempestad. Cuando empecé a armar el libro y me di cuenta que diez no iban a ser suficientes hice una búsqueda en mi propio archivo. Tengo guardado todo lo que he escrito desde la época que yo considero que he escrito. Soy bien documental con mis propias cosas. Entonces, no había una idea, solo partí de esos diez poemas y traté de hacer una selección que me costó mucho y que no fue la selección definitiva. La editorial me apoyó muchísimo en el cuidado de la edición, porque yo no tenía muy claro qué quería. Yo pensaba el libro como un memorial del cuerpo, que fue el título que le puse de manera tentativa. Ya con una selección final sentimos que el elemento acuático y el elemento de la tempestad era muy fuerte y era una palabra que se usaba varias veces y que yo no había notado.

La distancia del otro frente a los textos es importante en ese sentido, porque ve ciertas cosas que uno no considera al inicio… 

El elemento agua no es un elemento representativo para mí, yo siempre me he sentido fuego. Entonces para mí era curioso que me dijeran que era lo opuesto a lo que yo pensaba que era. Me parecía muy fuerte. Pero creo que todo se relaciona con un hecho. Hace algunos años viví un Año Nuevo en Cartagena y volviendo de una de las islas tuvimos un problema con el barco. El barco se quedó varado. Comenzó a llover, fue una experiencia un poco traumática. El agua entró al barco. Esa sensación que yo tuve en ese momento está en el libro de alguna forma, porque hay mucho de esos poemas que se escribieron después de ese hecho.

La voz de Tempestad tiene una carga furiosa y desafiante, y no necesariamente tiene que ser tú.

Yo creo que sí es Carla y, en algunos momentos, se dirige a sus amantes. También se dirige a su familia. A distintas personas. La conexión que tienen estas personas es que han sido amados por mí. Para mí es un libro de duelo en general. Hay un punto en el que dejas de rendirte y tratas de desafiar tu propio sentimiento. Te desafías a ti mismo para seguir. Al final, la tempestad es tuya. Yo he tratado de salir de ella y ponerle punto final con este poemario.

¿Cuál fue la parte más difícil durante el proceso del libro?

La más difícil fue encontrar una editorial. Yo estuve en conversaciones con otra editorial bastante grande y la primera reacción del editor fue “me gusta, me gustaría hacerlo, déjame ver cómo hacemos, te escribo mañana, te escribo pasado” y así pasaron ocho, nueve meses. Uno no puede seguir esperando. Yo sé que soy nueva y que las grandes editoriales precisamente no publican mucha poesía, pero igual esa parte fue la peor. Uno espera que simplemente te respondan y te digan “se haría así o no se haría así”. Que al menos te den una respuesta. Algunas ni siquiera me contestaron los correos.

La mujer en la literatura

Hace poco leí una entrevista que le hicieron a Gabriela Wiener sobre el lanzamiento de la versión española de Dicen de mí. Ella mencionaba que se hablaba de las mujeres en la literatura siempre con un tinte peyorativo. Como si solo fueran capaz de escribir novelas como Corín Tellado. Entonces, ser mujer me genera angustia en este país. Pero también me genera una inseguridad dentro del mundo de la literatura y de la poesía, porque siento que es muy masculino. Hay bueno y malo en ambos lados y debería ser calificado así, sin importar el sexo.

SOBRE LA AUTORA

Carla Atencio Vergara (Lima, 1989). Se ha desempeñado como investigadora y productora periodística en el ámbito editorial y televisivo. Asimismo, ha sido redactora en diversas revistas internacionales. Es creadora y directora del portal web de lifestyle The Solo Project. Además, se encuentra desarrollando un proyecto sobre la periodista alemana Dora Mayer, el cual espera publicar muy pronto. Fanática del teatro, las redes sociales, la moda, la gastronomía y el maquillaje. Este es su primer poemario.

Síguenos en FacebookTwitter e Instagram.
Lee más entrevistas aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *